Epic5 – Video RedBull – Capítulo 3

16 06 2011

Requiere Flash Player 8



Epic5 – Video RedBull – Capítulo 2

9 06 2011



Epic5 – Cuarta parte

7 06 2011

Día 2 – Honolulu, Oahu

Datos al empezar el día:

Distancia acumulada: Nado: 3,8 km, Bici: 180 km, Corrida: 42 km
Horas de sueño: 4
Sueño acumulado: 10 horas
Clima : 18º C de mínima y 22º C de máxima con lluvias (42,4 mm).
Calorías consumidas acumuladas: 5405
Altura acumulada: 2275

No me gustó demasiado Honolulu con más de un millón de habitantes pero sobre todo algo que para mí arruina el paisaje y son las torres. Un lugar paradisíaco como Hawaii arruinado por las construcciones. Parecía Los Angeles.

Traumático despertar a las 4 AM, no sabía que era lo que estaba pasando y el cuerpo estaba dolorido. Tardó en acomodarse.

Armé la bici. Por suerte volvíamos a dormir al mismo hotel porque no me hubiese dado el tiempo para guardar todo y dejarlo listo para volar.

El desayuno era en la habitación de Rebecca Morgan. Al salir del ascensor lo encuentro a Josef con su equipo. Lamentablemente las cosas no habían llegado y nos conformamos con un jugo de naranja y una fruta.

Volví rápido a la habitación ya que ahí tenía el café de cortesía y mientras se hacía, realicé los últimos ajustes a la bici y preparé la ropa para todo el día.

Cuando estás dormido todos los movimientos son lentos pero el tiempo pareciera que pasa más rápido.

Bajé al lobby y se estaba yendo el último transfer. Por suerte me vieron por el espejito retrovisor y pararon. Al estar lleno, Morgan Christian (de Metabender) bajó, me dejó su lugar y se quedó con mi bicicleta.

Se largaba en una playa protegida, Ala Moana Beach, el circuito era fácil. Ir y volver dos veces en forma paralela a la costa.

Cuando llegué no tenía ni idea de quién iba a ser mi tripulación ni a quién le tenía que dejar mis cosas. A esta altura ya ni me preocupaba, alguien iba a aparecer y efectivamente fue así.

Mientras esperábamos la hora de largada trajeron unos bagels y café de Starbucks en unos contenedores enormes. Qué bien que me cayeron!

Fotitos y al agua. Un ratito antes Chet nos explicó hasta que boya había que nadar. Era su isla.

No me había quedado claro y terminando la primera vuelta nadé casi hasta la playa en vez de volver a empezar ni bien llegaba a la boya que

estaba unos 80 metros antes. Para variar, otro día en el que hacía más recorrido del necesario.

Terminé la natación sin novedades. En la playa habían armado un gazebo y todas las bicis estaban bajo él. No llovía como había ocurrido durante la noche pero estaba nublado y amenazante.

Imagen de previsualización de YouTube

Jason había pensado que el recorrido de la bici diera la vuelta a la isla. Lamentablemente había tormenta del otro lado y tuvimos que conformarnos con un recorrido alternativo por una autopista con semáforos.

Antes de llegar a la autopista se pasaba por la zona céntrica y luego por una zona residencial con casa que dan a la playa. Muy lindo lugar.

El tramo de ida era con viento en contra y los semáforos estaban sincronizados ya que eran pocas las calles que venían del mar. A la vuelta en cambio, teníamos viento a favor pero había que parar en cada semáforo. En un momento Josef se pasó uno sin querer y lo paró la policía.

Conozco a mi tripulación en la transición, Kathryn Taylor y Karen Zee.

Largo con Josef y hacemos el primer tramo dentro de la ciudad juntos, llegando a la trepada de Diamond Head se me va.

Eran 6 vueltas cortas que se pasaban rápido. Al terminar la primera, mi tripulación me hace retormar antes de tiempo y más adelante el equipo de filmación de OutsideTV al pasar por mi lado, no puede creer cuando les respondo que es mi segunda vuelta. Estás delante de Josef? Evidentemente había hecho una vuelta más corta.

La constante fue el viento. La lluvia no fue un factor pero la teníamos presente de tanto en tanto. A mí me afectó generándome una molestia en el glúteo que solucioné momentáneamente con vaselina. Para colmo en el momento que me la estaba poniendo justo pasaban los equipos de filmación. Les quedó una linda toma….

Las trepadas tampoco molestaron. Si bien tuvimos un par de trepadas en la zona de Diamond Head, no fueron un factor.

Foto de Colin Cross

Qué importante es la tripulación, no solo desde el punto de vista del abastecimiento sino desde el apoyo moral. En una de las vueltas cuando estaba yendo con el viento en contra, la perdí de vista y no supe nada por un rato bien largo. Para colmo me pasó en uno de esos momentos en los que lo que uno quiere es estar lo más lejos posible de la carrera. Estaba en un bajón psicológico, sin comida, cansado, solo y sin tripulación. La peor de todas las combinaciones.

Por suerte un poco antes del retome aparecieron Suli y Laura dándome aliento y preguntándome si necesitaba algo. Pararon justo en el retome y me dieron comida.

Llegaron en el momento justo. Estaba a punto de revolear la bicicleta a la merda…

Alertaron por teléfono a mi tripulación y al rato apareció.

Imagen de previsualización de YouTube

Faltaban un par de vueltas pero según mi tripulación una sola. No estaba de acuerdo y me fui hasta el retome para cumplir con la distancia oficial. El viento seguía jorobando.

Otras vueltas por el centro para terminar y ya estábamos.

Sólo 3 bicis en la transición. La de las chicas del Team Nike, la Josef y la Christian.

Cambio en la tripulación, se bajó Karen y subió el novio de Kathryn, Rick Klobuchar Jr.

No sabía para dónde tenía que correr y no me gustó nada cuando me lo dijeron. Aburridísimo!!!! Exactamente el mismo circuito que el de la bici. Paciencia, 42 km son 42 en todos lados…

Hasta el km 5 se iba por el centro bordeando la playa y era más o menos movido. Venía luego la trepada a Diamond Head, muy buenas olas y buen viento. Mucha gente haciendo windsurf.

Venía luego la zona residencial paqueta y luego a la autopista. Entre ambas me crucé a Patty del Team Nike, le faltaban unos 10 k para terminar.

A la altura del kilómetro 12 ó 13 veo que por la mano de enfrente se acercaba Josef. Me alegré por él, le pegué un grito y seguí corriendo.

Me sentía y venía bien, podría decir que casi entero. Todavía teníamos luz de día.

Solo tenía una complicación y era que necesitaba un baño urgente. Paré en el baño público de la primera de las playas pero no pasé de la puerta. El espectáculo era lamentable y salí despavorido. Mejor aguantarme un poco.

Solo un par de kilómetros y pude aliviar mis tensiones. Qué momento!!

Todavía faltaba unos km para el retome pero mi tripulación me dijo que el de la maratón estaba antes, que corriera hasta el semáforo de Hawaii Kai. Eterna la luz verde. Finalmente pude cruzar y dar una vuelta interminable por una laguna.

Fueron unos 4 km pero parecieron 10k. Para colmo ya no tenía piernas y faltaba la mitad!!

Empezaba a oscurecer y a medida que bajaba el sol, bajaban mis fuerzas. Estaba palmado.

La tripulación se encargó de darme mucha comida y no le hice asco a nada. Pensé que con comida podría contrarrestar un poco el cansancio.

La estaba pasando mal. Restaban correr unos 18 km y creo que fue por acá en donde entré en mi punto más bajo. Para colmo aparecieron los del equipo de filmación y se hicieron una fiesta con la situación.

Casi mato al de la cámara, estaba corriendo a la altura de un parque sin iluminación con los ojos acostumbrados a la falta de luz y en el momento que paso a su lado, encendió la luz a 5 cm de mi cara. Pegué un grito fuerte, y la apartó un poco. No veía nada y tenía miedo de caerme. Era lo único que me faltaba.

Se dieron cuenta de mi estado y me preguntaron como estaba. Mal, creo que les dije.
Un rato después alcancé el lugar en donde había visto a Josef, hacía ya tiempo….

Ya había tocado fondo, ahora era todo para arriba. Empecé a recuperar el ánimo y con él la velocidad.

Me sentía mejor, solo quería llegar. Estaba entero nuevamente y por suerte me filmaron con mejor cara.

En la trepada de Diamond Head me alcanza el equipo de filmación de RedBull y me acompaña un rato preguntándome cómo estaba.

Estaba a 5km de la llegada pero según el Garmin me faltaban casi 8 kilómetros. Entrábamos ahora en la zona céntrica y por ende más transitada y divertida.

En este tramo me acompañó Rick, corriendo a mi lado. Parece que no me veían muy entero y querían asegurarse de que llegara, jajaja.

A pesar del cansancio, esta parte pasó rápido. Cuando estábamos a 100 metros de finalizar, todos los que estaban en la llegada se prepararon para recibirme pero les pegamos el grito porque faltaban unos km.

Se sumó Morgan Christian y le entremos a dar por el parque hasta donde consideré que era suficiente. Me equivoqué. Volvimos y todavía faltaban 500 metros.

Una vuelta por el estacionamiento y 42k adentro!!! Fue gracioso porque hasta el de la cámara pidió una toma del Garmin para verificar la distancia.

Imagen de previsualización de YouTube

Me hicieron un par de preguntas en inglés, creo que nunca lo hablé tan mal. Parecía tartamudo pero estaba muerto y no coordinaba.

Comí algo, me saqué foto con mis tripulantes y luego Colin Cross (quien sacó la mayoría de las fotos que están en este post) me llevó al hotel y me ayudó a desarmar la bici.

Había sido un día largo y todavía tenía que preparar todo para el día siguiente. A la mañana temprano viajábamos para Molokai.

Las piernas venían muertas, lo único que me salvaba eran las canilleras de compresión que usaba todo el día, incluso para dormir.

Sigue…



Epic5 – Video RedBull – Capítulo 1

3 06 2011

Requiere Flash Player 8



Nota Revista Viva 29/5/11

3 06 2011