500 largos x 20 m = 10 km = 3 horas 11:42 – Más gente limada!!!!

20 07 2010

Tenía que hacerlo. El año pasado sólo hice 8 k en una sola tirada y sentí la falta de esos 2 k en el Ultraman Hawaii cuando te agarra la corriente en contra sobre el final de la etapa.

Estoy a una semana del Ultraman Canadá y no quería sufrir de nuevo. Mejor dicho sufrir menos….

Los primeros 4 kilómetros en 1:13 salieron bien, se toleraron. Ahí llegó Félix Echenique a hacerme el aguante y los próximos 2 km pasaron rápido.

Faltaban solamente otros 4 km. Mientras lo escribo me doy cuenta de lo limado que estoy.

Otros 100 largos (2 km) y se va Félix. Me duelen un poco los hombros y cuesta seguir. Trato de no pensar porque sino me voy a casa.

Ya está, faltan solo 50 largos y se acaba la tortura. Se hacen de goma pero finalmente pasan!!!

Listo, 500 largos en pileta de 20 metros en 3:11:42 neto. Le tengo que agregar unos 5 minutos por las paradas para hidratarme y comer.

Los parciales cada 500 metros fueron: 8:48/8:53/9:08/9:12/9:14/
9:16/9:28/9:24/9:18/9:34/9:51/9:45/9:46/9:50/10:00/9:57/10:06/10:06/9:58/10:00 

Muchas gracias Félix! Con ese gesto adelantamos el festejo del Día del Amigo!



Mucha gente limada.

19 07 2010

Cómo me gusta este deporte!!!! No creo que haya otro en el que se pueda encontrar tanta gente sana y a la vez “sin cerebro”.

Empezás a correr y de a poco vas agregando mayores distancias, más desafíos. Corrés 21 km y ya pensás en la maratón.

En el caso del tria, corrés uno cortito y enseguida te pica el bichito: “cómo será un Ironman?”. Lo corrés y es un camino de ida, un vicio, siempre querés más.

Alguno de nosotros estamos más “limados” que otros y después de un Ironman apuntamos a cosas más largas como el Ultraman o cosas por el estilo.

En mi caso, estuve buscando algo más allá del Ultraman y encontré Furnace Creek 508, más de 800 kilómetros en bici en un fin de semana y para complicarla más estoy haciendo el Proyecto FC 508.

Por suerte no me siento solo en estos delirios y me ayuda mucho para entrenar saber que otro “limado”, compañero de haima en la Marathon des Sables y gran amigo, Josef Ajram, está realizando un desafío monumental.

Efectivamente, está uniendo todas las oficinas de la empresa Everis en España, Portugal e Italia en bicicleta. 4.500 kilómetros en 25 días!!!!!!

Les dejo el video de la última etapa en la que el calor y el viento en contra le complicaron las cosas.

Vamos Josef!!!!!

Imagen de previsualización de YouTube



Puesta a punto para el Ultraman Canadá

17 07 2010

Último fin de semana de carga para el Ultraman Canadá. Nos rateamos con Giovanni de rugby así podía rodar sábado y domingo.

Muchísimo frío, había arreglado rodar con Alex y salir a las 8. Pasamos todo para las 8:45 para que el sol empezara a calentar.

La tele decía -0,6º C en Capital por lo que a 60 km seguramente estábamos cerca de los -2º C. Durísimo!!!!

En la foto no se llega a apreciar bien la helada pero estaba tremenda.

Es la primera vez que tengo frío en las piernas. No terminé de entrar en calor hasta que llegué a casa pero sarna con gusto no pica.

La velocidad promedio no fue gran cosa pero los watts anduvieron bastante bien, 187 de promedio.

Almuerzo en familia regado con vino y después un 10 k para bajar la comida. Seguía haciendo frío y los 2 primeros kilómetros sintiéndome molesto con la comida en movimiento pero pasó.

Ahora a descansar y veremos que nos depara el domingo…



Ironman France – Nice – 27/06/2010 – Última Parte

14 07 2010

Los tiempos se habían ido para arriba. Proyectando, pensaba terminar en 6 horas 30 pero por suerte me equivoqué.

Quedaban 40 kilómetros, los primeros 20 con bajadas muy técnicas y el resto con inclinación a favor o llano.

Como decía, las bajadas eran muy técnicas y no son mi especialidad. Hay algo que me dice que vaya despacio y le hago caso. En algunas curvas por más que frenaba, la fuerza centrífuga me tiraba más de la cuenta. Por suerte eran curvas hacia la montaña y no hacia el valle.

Algunos iban muy descontrolados, demasiado para mi gusto, tanto es así que en una de las curvas me pasaron por la derecha. Muy peligroso.

Me sentía entero, no sentí tan dura la diferencia de cassette y ya había recuperado algo de tiempo. Las cosas estaban mejorando, solo tenía que meterle pata hasta T2. Lo aconsejable es ir más tranquilo en los últimos kilómetros de la bici para bajarse más fresco a correr pero en ese momento quedaba mejor en los libros que en la realidad.

Llegué a la transición en 6 horas 13. Muy contento.


El Garmin me marcó un poco menos, no sé si no tienen que corregir el algoritmo porque no es la primera vez que cuando hay mucha subida me marca de menos. Igual se puede apreciar la altimetría.

T2 normal. Un poquito más corta que la otra y a correr.

Por las dudas que el Forerunner 305XT se colgara como le paso a varios en Brasil, en la bici fui con el Edge 705 y luego de haber visto tanto seguridad para las bicis me preocupé y lo desenganché. En otras carreras lo dejo en la bolsa dentro de los zapatos de la bici pero acá decidí llevarlo conmigo para dárselo a Annie.

Habíamos quedado que el lugar de encuentro era la esquina del hotel. Pasé y no la ví. Como la vuelta de bici era única, supuse que se había ido a dormir y había seguido de largo.

La maratón es recontraflat a lo largo de la Promenade des Anglais hasta el aeropuerto. Hacía bastante calor y el día estaba impecable casi sin nubes.

No sé de donde había sacado que eran solo dos vueltas. Llegué al aeropuerto (mitad de la vuelta) y el Garmin me marca 5 km, no entendía nada. Por dónde nos mandarán para hacer lo que falta? Veo que hay un pequeño desvío y supuse que ahí estaba lo que faltaba. Me equivoqué, el recorrido volvía enseguida a la rambla.

Detecto un español, le pregunto y me responde: Hombre! Son 4 vueltas!!!
Ahora sí!

Se hacen largos los 5 km cuando se ve la meta a lo lejos. En casos como este trato de no mirar al horizonte y fijar la vista en lo que tengo más cerca. Funciona!

El calor se sentía, corrí todo el tiempo excepto en los pocos metros de los puestos de hidratación en donde religiosamente tomaba agua y Gatorade además de mojarme la cabeza. No estaba para geles y los reemplacé con bananas.

Se acercaba el final de la primera vuelta, paso por el lugar acordado y tampoco la veo. Ya me empecé a preocupar. Termino la vuelta, me ponen la banda elástica correspondiente y sigo.

Esta vez, al pasar por el hotel si la veo y le dejo el Edge. Doble tranquilidad, ver que estaba bien y sacarme el aparato de encima.

El calor me estaba pegando y recordé un libro sobre Badwater que se corre en Death Valley en pleno julio con más de 50 grados de temperatura. En una de las ediciones fueron rociando a uno de los corredores con agua en todo el cuerpo y eso hizo que bajaron los tiempos notablemente.

Salvando las distancias, empecé a usar las duchas dispuestas por la organización. La idea era que uno pasara corriendo y siguiera, yo paraba y me empapaba bien. El agua estaba realmente helada y sacaba el aire pero el efecto en el cuerpo era notable.

Con este sistema me siento muy bien en la segunda vuelta y lo cruzo a Pablo Segura, corredor de la Marathon des Sables y con quien compartí gran parte de la etapa larga de 82 km.

No altero en nada el esquema de alimentación y bebida, así como el de duchas y sigo avanzando a paso constante.

Terminando esta segunda vuelta veo que el reloj de la llegada marca las 9 horas 30 de carrera. A partir de ahí me propuse bajar las 4 horas, me interesaba más eso que el tiempo final. Hacía rato que se me negaba ese tiempo, en parte por meter tantas carreras por año y también por causa del espolón que me dejó anulado todo el 2008 y el 2009 en la parte de recuperación.

Sentía un poco de dolor en las piernas y empecé a trabajar el bocho. Esto es un paseo comparado con los 84 km del UltraMan, no seas cagón!

Pensaba también en que esta carrera era la primera de 4 con miras a recaudar fondos para la Fundación Flexer y las Damas Rosadas con el Proyecto FC 508. Se cruzaban por mi cabeza los chiquitos enfermos de cáncer que atienden en la fundación, los bebés prematuros que cuidan las voluntarias Rosadas, etc. No tenía derecho a quejarme sino la obligación de agradecer la oportunidad de estar en un lugar increíble, haciendo lo que me gusta.

Lentamente el dolor fue cediendo.

Lo vuelvo a ver Pablo promediando esta tercera vuelta un poco más cerca y como no veía las bandas elásticas que tenía, no sabía si estaba como yo, mejor o peor. Ante la duda apuré el ritmo.

Termino la vuelta y veo 10 horas 34 en el arco. Había perdido unos minutitos pero estaba bien, me daba más resto para la última vuelta.

Solo 10,5 km me separaban de la meta, nada. Me propuse firmemente no solo no aflojar sino apurar.

Apuro y veo que puedo, era una estructura mental que pude romper. A Annie le digo que me espere al costado de la llegada que iba a tratar de estar de vuelta entre 50 minutos y una hora.


Pude cumplirlo. Hice una muy buena ultima vuelta con split negativo. Era increíble como iba volteando muñecos que me habían pasado antes. No solo los pasaba sino que los dejaba atrás.

Fueron pasando los kilómetros y ya no quedaba nada. Acelero un poco más en los últimos dos kilómetros y mucho más cuando entro en el pasillo que te lleva a la meta. Annie amaga a venir conmigo pero no la dejo. Tenía miedo porque en varios IM han cambiado las reglas y te descalifican si cruzás la meta acompañado.

Ironman número 21 adentro. Más que satisfecho. Terminé la maratón en 3 horas 54 e hice un tiempo final de 11 horas 33. Carrerón para lo que esperaba antes de largar.

Según el chip, los splits de la maratón fueron los siguientes:

RUN SPLIT 1: 5.25 km 5.25 km (25:36) 4:52/km
RUN SPLIT 2: 10.5 km 5.25 km (27:01) 5:08/km
RUN SPLIT 3: 15.75 km 5.25 km (28:35) 5:26/km
RUN SPLIT 2: 21.1km 5.35 km (29:54) 5:35/km
RUN SPLIT 2: 26.35 km 5.25 km (32:15) 6:08/km
RUN SPLIT 3: 31.6 km 5.25 km (32:37) 6:12/km
RUN SPLIT 2: 36.85 km 5.25 km (31:33) 6:00/km
RUN SPLIT 4: 42.2 km 5.35 km (27:26) 5:07/km
TOTAL RUN 42.2 km (3:54:57) 5:34/km

Lo más importante es que recuperé varias posiciones:

General /Age-Group
Swim 998 / 203
Bike 1070 / 207
Run 658 / 131

Según lo anterior, en la pata pasé a 412 de la general y a 76 de mi categoría. Estoy volviendo de a poco a correr como se debe y tal vez el fondo ganado en la Marathon des Sables tuvo bastante que ver.



Ironman France – Nice – 27/06/2010 – Primera Parte

13 07 2010

El año pasado fui a Niza por trabajo y Annie me acompañó.

- Qué lindo lugar! Quiero volver!
- Perfecto, volvamos para el Ironman….

Volví aprovechando otro viaje de trabajo, esta vez a Bélgica. Nunca me imaginé que se nos iba a complicar el tramo a Niza. Efectivamente, a los amigos franceses se les ocurrió hacer un paro y el que más jorobó fue el de los controladores aéreos ya que impidieron o complicaron a toda Europa.

La única manera de llegar era bordeando Francia. En mi caso no pasó de unas tres horas de demora pero a Annie la cosa se le puso fea en Madrid porque se fueron suspendiendo un vuelo atrás de otro y en varias oportunidades tuvo que hacer colas de más de 6 horas. Finalmente llegó a Niza el sábado al mediodía, 48 horas después!!!! Un desastre, pero por suerte ya estábamos juntos.

La ventaja de este Ironman con respecto a otros es que tenés todo cerca. La expo está a unas pocas cuadras, comida en todos lados y a cualquier hora. Además dada la época del año, amanece tempranísimo y tenés luz natural hasta las 10 de la noche.

Muy buena expo en el Arc de Venet, pegado a La Place Masséna, 6000 m2 con todos los sponsors y muchísima gente. La única contra es que te cobran 30 euros por la licencia diaria de triatlón, un afano. En USA no pasa de 10 dólares. Además tenías que traer un certificado médico diciendo que estabas en condiciones de correr. Si no lo tenías, no había ningún problema, por 30 euros más ellos te ponían un médico. De cuarta!!!!

Como mi certificado lo tenía Annie, tuvieron que hacer malabarismos en la oficina para conseguir uno nuevo y mandármelo como PDF y fax. Tenía dudas pero por suerte lo aceptaron. Le hablé tan rápido y en francés al tipo que los controlaba que me parece que no entendió nada pero sirvió.

De ahÍ a la pasta party que se hizo en un centro cerca del aeropuerto y nos llevaron en bondi. Los mismo del transporte público pero dedicados.

Me tocó estar con un español que hacía su debut y después de casualidad me enconré con Matteo y Mario a quienes había conocido en el Ironman Korea en 2006.

Sábado, check-in de la bici con horario asignado de acuerdo al número de corredor, en mi caso era de 15 a 16 con lo que nos dio bien para ir a almorzar y despacio y sin apuro a dejar las cosas.

Me sorprendió la seguridad que le dedicaron a las bicis (Chips en todo!)

La zona de transiciones era eterna porque al ser muy angosta sobre la vereda que da al mar, debían compensar con más metros. Eran varias cuadras.

Hasta acá venía todo bien, dejé la bici en posición y ahora teníamos que dejar la última bolsa. Antes de esto se armó una larga cola dentro de la carpa y como hacía calor afuera, en la misma era un sauna. El cuello de botella se producía por el body marking, algo que personalmente odio y más si se hace el día anterior. Me comí unos 10/15 minutos y finalmente pude dejar la última bolsa, la de T1.

Todo listo, a dar otra vueltita por la expo que está a media cuadra, a comer y a preparar las special needs. Mi idea era ir a dormir no más allá de las 9:30. Había dormido bien la noche anterior y no necesitaba más. Horario de largada: 6:30.

Buen descanso y a la largada!! Inflé los tubos, dudé en los días previos si cambiar o no el delantero. Finalmente no lo hice, estaba bien adherido y prefería ese a uno recién pegado. Demasiadas bajadas.

Me despedí de Annie, fotito y al agua. Muchísima cola para llegar a la playa, lo cosa iba muy lenta y no tuve posibilidad de darme un chapuzón para acomodar el traje y sacarle el talco (me miraban como si fuera un extraterrestre, Cómo puede ser que no se haya metido en los días previos?, jajajaajaja).

Primer Ironman en el que encuentro corrales de acuerdo al tiempo estimado de cada nadador. Entré en el de 1:06 para ponerme a rueda de alguno y evitar la masa de 2500 pares de codos y pies.

Cuenta regresiva, largada sobre las piedras y ya estábamos en el agua. Me dio un poco de hiperventilación (fantasma que me acompaña desde el 2006) hasta que lo controlé. Mucha gente en el agua, es un comentario obvio habiendo mencionado que éramos 2500 pero algo van a tener que hacer con estas carreras multitudinarias. Una opción sería largar en distintas oleadas cada 15 minutos.

El diseño del circuito era raro, en forma de M pero haciendo la mitad derecha de unos 2400 metros primero, terminándola con unos pocos metros por la playa y luego la segunda de 1400 metros nadando hacia la izquierda. Tardé unos 47 minutos aproximadamente para la primera parte. Recién me pude acomodar y entrar en ritmo durante la segunda. Recuperé algo pero con lo perdido en la primera no había mucho por hacer.

En la primera vuelta, además de la hiperventilación, paré más de cuatros veces para acomodar los goggles porque les entraba agua y al ser salada ardían los ojos un poco. Finalmente lo ignoré y seguí.

Se puede ver el recorrido abajo. Aunque el firmware está corregido, todavía deja mucho que desear….

Transición larga como comenté antes, casi 700 metros según mi Garmin Forerunner 310XT.

Los primeros 300 metros saliendo de la transición fueron un poco peligrosos porque la gente no respetaba las indicaciones y se cruzaba de un lado a otro de la calle. Cuando pasé yo, se estaba mandando uno en silla de ruedas a quien pude esquivar. Otros no tuvieron tanta suerte y se dieron unos lindos palos.

Hasta el kilómetro 20 fuimos a buen promedio sobre un terreno prácticamente llano pero no todo podía ser tan bueno y de golpe nos enfrentamos a una trepada que podríamos decir que era similar a las de Perú y el río. Aquí la Côte de la Condamine tenía un poco más de extensión, 500 metros y un 12% de inclinación. Muy dura!!!!! Qué manera de chivar!! Empecé a tirar cambios y se me acabaron enseguida, para colmo tenía un cassette 11-23. Poca cosa para este desafío. Próxima compra un 11-28 ó un 12-27 como el que me prestaron para el UltraMan 2006.

Acto seguido y luego de unos metros de descanso, empezaba como segundo aperitivo otra trepadita pero al 4% y con 4,2 km de extensión hacia el Côte de Gattières a 260m de altura sobre el nivel del mar.

Ni bien salí del agua me bajé un gel y durante el resto de la bici habré consumido 4 más. Eso sí, en todos los puestos de hidratación comí banana y me bajé entera la special needs con 7 sandwiches de queso. En cuanto a hidratación, estaba todo frío y no como pasó en una edición anterior en donde la gente se quejó porque parecía que te daban caldo.

Volviendo al circuito, la cosa se mantuvo lógica alternando subidas y bajadas hasta que agarramos una bajada muy fuerte pero corta para culminar en lo que sería la trepada continua más larga de toda la carrera hacia el Col de l’Ecre. 20 kilómetros que nos llevaban desde una altitud de 180 metros a 1120 metros sobre el nivel del mar con 3,5% de inclinación los primeros 6 km, 7% los 3 siguientes, luego 2% durante 4 km y 6% durante los últimos interminables 8. Coronaba esta trepada un puesto de hidratación con las special needs.

Cada tanto miraba y el paisaje era espectacular. Debe ser uno de los circuitos más lindos sino es el más lindo.

Un poco de bajada suave hasta el km 83 y una trepadita corta de 1,4 km con 2% hasta el Col de la Sine.

Alivio y descanso en una bajada muy linda. La hice muy tranquilo, cuidándome. Ya estaba descontando km en la segunda mitad de la carrera.

Las trepadas todavía no terminaban y llegamos a otra también eterna y de 8 km que nos llevaría al Côte de Saint Pons a 980 m. El primer tramo de 3 km con 3% de inclinación y el restante de 5 con 4%. Dura. La velocidad era lastimosa, 12/13 km/h con toda la furia y el promedio se caía a pedazos. No había nada que hacer. Paciencia y a seguir pedaleando.

Haciendo cumbre nos advertían que venía una bajada violenta, la más peligrosa de todo el circuito.

Ya estábamos en el km 130 y no quedaba mucho por trepar excepto una de 1, 1 km y entre 5 y 7% de inclinación hacia Côte de Coursegoules y la última de 2 km hacia Côte du Broc con solo 2% de inclinación.

Sigue…