Ironman Frankfurt 2010 – Última parte

30 07 2010

Transición bien cortita y a correr que es lo que me gusta. Me sentía entero.

El circuito de la maratón consta de 4 vueltas bordeando el río Main y por la forma que está diseñado, garantiza que haya gente alentando en todo su extensión. Además en bien plano, ideal para hacer buenos tiempos.

Ni bien me alejo de T2, entro a correr detrás de Lotar Leder. Evidentemente el tipo venía muerto porque hice toda la primera vuelta pegado. Obviamente el iba por la tercera vuelta y yo recién empezaba pero me sirvió para ir a buen ritmo.

Al principio tuve miedo porque quería hacer mi carrera y no la de él pero se fue dando y me pude mantener a tiro.

Lo crucé a Bernat Armadás uno de los amigos de Toni y Ferrán. Se asustó cuando me vio con un montón de pulseras y pensó que no solo lo estaba pasando sino que encima tenía un par de vueltas ya hechas, jajajaja. Ambos estábamos en la primera.

Si no fuera por el río, la zona parecía Palermo un domingo por la tarde. Muchísima gente tomando a algo o comiendo en los mil y un bolichitos de la zona.

Parecía más un entrenamiento que una competencia. Había casi tanta gente alentando como gente a la que le era indiferente la carrera.

Pude mantener mi ritmo, me caí muy poco de principio a fin terminado la vuelta prácticamente con todos los kilómetros por debajo de 5 minutos.

Seguía entero. La segunda vuelta sin muchas variantes salvo la velocidad a escasos segundos encima de los 5 minutos el kilómetro.

Pero faltando uno para terminarla me cruzo con Leo Rico, otro de los españoles, no me acuerdo si me alcanzó o si fue al revés. No importa. Venía fuerte, seguí con él hasta terminar la vuelta y durante el primer kilómetro de la tercera pero claramente no era mi ritmo y se fue.

Decidí tomarme esta vuelta de forma más tranquila como si fuera un descanso para tratar de apretar en la última. Venía para un sub-11, tiempo que se me negaba hace rato.

Lo cruzo al venezolano, le venía costando.

Promediando los últimos kilómetros estaba el gazebo de Ken y había dejado unos ibuprofenos en la special needs. Los tragué sin agua y seguí. Se sentía la paliza.

Terminé la vuelta un poquito más lento que la anterior pero no tanto.

A disfrutar de la última!!!

Estaba muy motivado. Quería ir más rápido de lo que realmente fui pero no importa.

Kilómetro 35 aproximadamente engancho a un tano, Giovanni, y nos ponemos a charlar. Lo venía estudiando y si bien el iba un poquito más fuerte, yo siempre lo alcanzaba en los puestos de hidratación. Le pregunto si quiere que tiremos juntos y acepta.
Era su primer IM y estaba haciendo un tiempazo. Duré un par de kilómetros con él y se me empezó a ir. Evidentemente estaba más fresco yo.

De todas maneras no se fue muy lejos y empezamos a repetir lo anterior, se iba y yo lo alcanzaba en los puestos. Estando juntos ya habíamos hablado y queríamos el sub-11.

Faltando unos 4 ó 5 kilómetros veo a Leo en un retome, había desacelerado un toque. Mi primer pensamiento fue, lo tengo que agarrar. Después me enfrié y dije para qué, a lo mejor acelero para hacerlo y me quedo sin terminar la carrera.

Seguí alternando con Giovanni pero cruzando el último puente que nos llevaba a la margen del río en donde estaba la llegada, me puse a la par y le dimos juntos.

Quedaba un solo puesto de hidratación, sabiendo que se demoraba le dije que no parara, que no valía la pena y se me fue. Lo tuve siempre a tiro pero no lo podía alcanzar.

Faltaba un kilómetro, qué placer! Ya estaba saboreando el cruzar el arco.

Como siempre, se me hicieron eternos los últimos 500 metros antes de llegar al pasillo alfombrado y una vez ahí aceleré y pasé a dos. Último sprint y adentro en 10:51:26!!!

Hiper contento! Feliz!

En la zona de llegada Giovanni me agradece y nos felicitamos mutuamente. Enseguida lo encuentro a Leo que había llegado 4 minutos antes que yo y también a Ferrán.

Busco mi bolsa, quería llamar a casa para contar la buena noticia.

Ferrán y Toni van a buscar a las chicas y quedamos en encontrarnos ahí nomás para comer todos juntos. Esta vez sin masaje porque al igual que en el IM Suiza, exigen que te duches antes. Ok para mí pero no tenía ropa limpia.

Me siento en una estatua y estaba tan agotado que me quedaba dormido. Estuve así como 20 minutos hasta que pasaron unas promotoras de RedBull y resucité. Nunca lo tomo en carrera por miedo pero ya había terminado y lo necesitaba.

Llegan los chicos, hicieron pasar a las mujeres colgándoles las medallas de finisher…. En Europa también se consigue!!! Jajajaja

Nos quedamos un rato charlando y de ahí a buscar las bicis para guardarlas porque si iban a la mañana siguiente.

Nos despedimos planificando el próximo encuentro.


Acciones

Informacion