Reporte Día 1 – Ultraman Canadá 2010

31 07 2010

Reporte de carrera del Dia 1 del UltraMan

Un día bastante bueno, veníamos con días de muchísimo calor. Por suerte hoy las nubes se apiadaron de nosotros y no permitieron que el sol nos calcinara.

En el agua se me fue un más poquito el tiempo. Terminé en 3 horas 27, 3 horas 29. No sé qué pasó? Calculaba hacer 3:15 pero son carreras largas y estas cosas pasan.

La bicicleta fue bastante dura. Práticamente el 90 % del recorrido es igual al del Ironman de acá en Canada. Y… me quedé sin gambas.

No se si fue los 15 minutos en el agua o que pasó pero me costó muchisimo llegar. Pero como pasa en estas carreras, ni bien terminás te sentís ES PEC TA CU LAR!!! Y recuperado para el día de mañana, veremos que pasa

Mañana sigo con el reporte 2 abrazo a todos.

Imagen de previsualización de YouTube



Ironman Frankfurt 2010 – Última parte

30 07 2010

Transición bien cortita y a correr que es lo que me gusta. Me sentía entero.

El circuito de la maratón consta de 4 vueltas bordeando el río Main y por la forma que está diseñado, garantiza que haya gente alentando en todo su extensión. Además en bien plano, ideal para hacer buenos tiempos.

Ni bien me alejo de T2, entro a correr detrás de Lotar Leder. Evidentemente el tipo venía muerto porque hice toda la primera vuelta pegado. Obviamente el iba por la tercera vuelta y yo recién empezaba pero me sirvió para ir a buen ritmo.

Al principio tuve miedo porque quería hacer mi carrera y no la de él pero se fue dando y me pude mantener a tiro.

Lo crucé a Bernat Armadás uno de los amigos de Toni y Ferrán. Se asustó cuando me vio con un montón de pulseras y pensó que no solo lo estaba pasando sino que encima tenía un par de vueltas ya hechas, jajajaja. Ambos estábamos en la primera.

Si no fuera por el río, la zona parecía Palermo un domingo por la tarde. Muchísima gente tomando a algo o comiendo en los mil y un bolichitos de la zona.

Parecía más un entrenamiento que una competencia. Había casi tanta gente alentando como gente a la que le era indiferente la carrera.

Pude mantener mi ritmo, me caí muy poco de principio a fin terminado la vuelta prácticamente con todos los kilómetros por debajo de 5 minutos.

Seguía entero. La segunda vuelta sin muchas variantes salvo la velocidad a escasos segundos encima de los 5 minutos el kilómetro.

Pero faltando uno para terminarla me cruzo con Leo Rico, otro de los españoles, no me acuerdo si me alcanzó o si fue al revés. No importa. Venía fuerte, seguí con él hasta terminar la vuelta y durante el primer kilómetro de la tercera pero claramente no era mi ritmo y se fue.

Decidí tomarme esta vuelta de forma más tranquila como si fuera un descanso para tratar de apretar en la última. Venía para un sub-11, tiempo que se me negaba hace rato.

Lo cruzo al venezolano, le venía costando.

Promediando los últimos kilómetros estaba el gazebo de Ken y había dejado unos ibuprofenos en la special needs. Los tragué sin agua y seguí. Se sentía la paliza.

Terminé la vuelta un poquito más lento que la anterior pero no tanto.

A disfrutar de la última!!!

Estaba muy motivado. Quería ir más rápido de lo que realmente fui pero no importa.

Kilómetro 35 aproximadamente engancho a un tano, Giovanni, y nos ponemos a charlar. Lo venía estudiando y si bien el iba un poquito más fuerte, yo siempre lo alcanzaba en los puestos de hidratación. Le pregunto si quiere que tiremos juntos y acepta.
Era su primer IM y estaba haciendo un tiempazo. Duré un par de kilómetros con él y se me empezó a ir. Evidentemente estaba más fresco yo.

De todas maneras no se fue muy lejos y empezamos a repetir lo anterior, se iba y yo lo alcanzaba en los puestos. Estando juntos ya habíamos hablado y queríamos el sub-11.

Faltando unos 4 ó 5 kilómetros veo a Leo en un retome, había desacelerado un toque. Mi primer pensamiento fue, lo tengo que agarrar. Después me enfrié y dije para qué, a lo mejor acelero para hacerlo y me quedo sin terminar la carrera.

Seguí alternando con Giovanni pero cruzando el último puente que nos llevaba a la margen del río en donde estaba la llegada, me puse a la par y le dimos juntos.

Quedaba un solo puesto de hidratación, sabiendo que se demoraba le dije que no parara, que no valía la pena y se me fue. Lo tuve siempre a tiro pero no lo podía alcanzar.

Faltaba un kilómetro, qué placer! Ya estaba saboreando el cruzar el arco.

Como siempre, se me hicieron eternos los últimos 500 metros antes de llegar al pasillo alfombrado y una vez ahí aceleré y pasé a dos. Último sprint y adentro en 10:51:26!!!

Hiper contento! Feliz!

En la zona de llegada Giovanni me agradece y nos felicitamos mutuamente. Enseguida lo encuentro a Leo que había llegado 4 minutos antes que yo y también a Ferrán.

Busco mi bolsa, quería llamar a casa para contar la buena noticia.

Ferrán y Toni van a buscar a las chicas y quedamos en encontrarnos ahí nomás para comer todos juntos. Esta vez sin masaje porque al igual que en el IM Suiza, exigen que te duches antes. Ok para mí pero no tenía ropa limpia.

Me siento en una estatua y estaba tan agotado que me quedaba dormido. Estuve así como 20 minutos hasta que pasaron unas promotoras de RedBull y resucité. Nunca lo tomo en carrera por miedo pero ya había terminado y lo necesitaba.

Llegan los chicos, hicieron pasar a las mujeres colgándoles las medallas de finisher…. En Europa también se consigue!!! Jajajaja

Nos quedamos un rato charlando y de ahí a buscar las bicis para guardarlas porque si iban a la mañana siguiente.

Nos despedimos planificando el próximo encuentro.



Ironman Frankfurt 2010 – Segunda parte

30 07 2010

Race Day

Dormí bien, bajé a desayunar temprano. Ken nos llevaba 5 menos 10 a la parada de bondis oficiales y no podía llegar tarde.

El bondi salió enseguida y a esa hora no tardó mucho en llegar a T1. Ya había bastante gente.

De casualidad mi bici estaba junto con la de varios de los del grupo de Ken.

Lo de siempre, inflar las ruedas, revisar frenos y cambios, poner la comida y la bebida y listo.

Justo pasó Adrián Cora Decunto. Nos conocíamos por mail y Facebook pero por una cosa u otra no nos habíamos cruzado en otras carreras que compartimos. Casualmente el día después de la carrera nos volvimos a encontrar paseando por el centro.

Cola para el baño y a la largada!

Se largaba flotando. Otra vez dos vueltas similares a las del Ironman Niza.

Himno, al agua y cuenta regresiva. Los Pro habían salido unos minutos antes.

A pesar de haber más gente que en Niza, la salida fue más tranquila y con menos golpes.

Con más boyas, la cosa se hizo más fácil. Terminé la primera vuelta en 42 minutos y supuse que iba a hacer la segunda mucho más rápido, no solo porque era más corta sino porque había menos gente pero terminé en 1 hora 16. Es verdad que sin traje uno nada más lento pero igual me quedé con gustito amargo.

El Garmin marcó un poquito menos de distancia:

Transición no tan larga y a rodar!

Los primeros kilómetros fueron bien rápidos por la autopista para entrar en la ciudad. Venía a buen ritmo.

Seguí atravesando la ciudad pasando gente y una vez del otro lado vuelta a la autopista por un tramo corto.

En el kilómetro veintipico encuentro la primer trepada llamada The Beast. Trepadita después de lo que fue Niza. Estaba contento porque Thomas había dejado la bici que era un violín pero justo en la subida me empezaron a saltar los cambios y tuve que parar porque se salió la cadena.

Al final de esa subida es donde en la segunda vuelta te dan la special needs. Ken Glah había armado un gazebo porque no había voluntarios para esto y si ibas solo perdiste.

Sigue todo tranqui hasta que de golpe nos metemos en un pueblito ahí nomás, Maintal-Hochstadt, con una subida jodida y encima con adoquines. El lugar super pintoresco y lleno de gente alentando. Impresionante como se sacudía la bici! Casi se me salen los dientes!

Ahora ya estábamos en el campo. Tocaban casi 40 kilómetros dando una vuelta muy linda por campos sembrados y pequeños pueblitos con las típicas casitas. Alucinante.

El terreno se repartió entre plano y alguna que otra cuesta pero nada del otro mundo. Hubo un tramo con viento en contra y de a poco fui sumando kilómetros hasta que de pronto aparece una trepada mortal. Sabía que estaba pero me había olvidado. Estoy hablando de Heartbreak Hill. Casi 5 kilómetros en los que trepamos casi 100 metros con muchísimo calor porque la gente está amontonada alentando a ambos lados y no corría el aire. Encima los hice con el plato grande para que no se me saliera la cadena. Un parto.

Faltaban solo 7 km para terminar la vuelta, incluyendo el tramo extra. Parte corta por autopista y luego entrando a Frankfurt paseando por la ciudad. Muy bueno.

Se me hizo un poco largo, no me daban los kilómetros ni el cálculo de promedios porque me había olvidado que T1 estaba más lejos y en la segunda vuelta no pasábamos por ahí, y así compensábamos.

A mi me gusta fraccionar las distancias largas para que sean más digeribles pero el mejor momento es cuando empieza la cuenta regresiva luego de haber llegado a la mitad.

Otra vez lo mismo que antes pero al llegar a The Beast probé con el plato chico, hizo ruido pero pasó. Excelentes noticias!!!

Poquito después Ty me pasa la special needs y sigo.

La trepada con adoquines ya tenía menos gente alentando y lo mismo pasó en el resto del recorrido.

Viento en el mismo lugar que antes, etc., etc. Casi un calco de la primera vuelta.

Esta vez Heartbreak Hill no me agarró desprevenido y además la pude subir con el plato chico. Eso sí, el calor no aflojó. Solo un poco la gente.

Ya no faltaba nada. Acelero un poco y empiezo a saborear T2.

Me olvidé de comentar que casi sobre el final de cada vuelta, pasamos por un túnel que debe tener casi un kilómetro de largo. Es una sensación extraña porque no ves la luz del otro lado como pasa en el IM Brasil.

Último esfuerzo y llego. Qué placer!!!!

Tardé 5:37:55 teniendo en cuenta que fueron 5 km de más. El Garmin marcó 181 km.

Sigue…



Ironman Frankfurt 2010 – Primera parte.

29 07 2010

Estaba anotado para correrlo en 2009 pero con la falla congénita de cuore que me detectaron ese mismo año después de Brasil y comenté en mi relato del Ultraman, tuve que desistir. Otro tanto me pasó con el IM Lakeplacid y con Furnace Creek 508.

Ahora vine por la revancha. Por suerte junto con la inscripción había pagado 7 euros de seguro de cancelación y con eso, al estar sold out, solo tuve que pagar el Premium que solicitaba Ken Glah por sus slots disponibles. En enero de este año confirmé mi participación. Dudé un poco porque era el domingo siguiente al del Ironman Niza.

Estuve hasta último momento coordinando fechas para hacerlo coincidir con reuniones de trabajo.

Finalmente hice Niza Frankfurt llegando el miércoles anterior a la prueba. La bici demoró en salir pero llegó. Me esperaba Ty del equipo de Endurance Sports Travel (Ken Glah).

Llegamos al hotel enseguida, el aeropuerto está a unos 15 km de la ciudad. Ya era tarde para comer y me sugirió que cruzara hasta la estación de tren que estaba llena de bolichitos para picar algo. Yo tenía más ganas de un grande latte en Starbucks que de algo sólido.

Llamadas a casa y a la oficina. El problema de Europa es ese, la diferencia horaria con Buenos Aires te mata y terminé acostándome tardísimo todas las noches.

Jueves a la mañana Ken llevaba gente a nadar y al mediodía a hacer el recorrido de la bici pero no me interesaban ninguna de las dos cosas. Prefería armar la bici y cambiarle el tubo a la rueda delantera.

Para Niza el tubo de adelante estaba justo y no lo cambié. Alcanzó para toda la carrera y para conservar mi invicto sin pinchaduras en competencia pero cuando fui a buscar la bici al parque cerrado, estaba desinflado. Después revisé y perdía en el pico.

Armé la bici y me fui a la expo para registrarme y ver que vendían. Estuve un rato largo hasta que entendí como corno sacar el boleto de subte en la máquina en alemán.

La expo muy buena, aunque estaban terminando de armarla. La registración fue rápida, muy buen kit. Otra vez con mochila.

Tuve que pagar la maldita licencia diaria que costó 15 euros. Si lo incluyeran en la inscripción sería menos irritante.


Como contrapartida es de destacar que nos daban un pase gratis para todo el transporte público. Además te llevaban y traían en Bondi desde T1, que estaba alejado de T2, todos los días para ir la práctica de natación y el sábado se agregaba un camión para llevar la bici en forma muy segura.

Mientras conversaba con un venezolano, me encontré un par de argentinos, Martín Aragno entre ellos.

Vuelta al hotel para que Thomas, el mecánico de Ken, me revisara y ajustara la bici. Encontró que el descarrilador trasero estaba demasiado tirante.

Faltaba cambiar el tubo, le muestro los que tenía de repuesto y me sugiere comprar uno nuevo. Vuelta a la expo a comprar el tubo. Me querían cobrar 21 euros por pegarlo. Volví al hotel, le pedía a Thomas el inflador y se ofreció a dejarlo en una rueda para estirarlo.

Volví más tarde a buscarlo para terminar el trámite pero ya lo había hecho él. Ofrecí pagarle por el servicio pero se negó. Alemanote macanudo.

Bicicleta lista.

Viernes sin demasiado para comentar. Me di otra vuelta por la expo y por el centro de Frankfurt. Muchísimo calor.

A la tardecita fui al briefing y como era la previa al partido Argentina – Alemania, se encargaron de gastarnos. Pusieron en pantalla un boarding pass a Buenos Aires con el nombre de Maradona.

Confirmaron lo que ya se venía hablando: prohibición de usar wetsuits. También nos comunicaron que el recorrido de la bici iba a tener 5 km más por reparaciones en la autopista.

Pasta party más tarde en el mismo lugar. Comida excelente, nada de platos recalentados como nos tienen acostumbrados siempre. Valía la pena y le entré a todo, incluyendo la cerveza. No fue mi caso pero si querías la podías pedir sin alcohol.

Sábado. Ken nos llevaba las bicis y las bolsas. Seguía haciendo mucho calor.

Chequeo completo, tenía miedo por el casco que tiene una pequeña rajadura en la parte aero que no afecta la seguridad del mismo. Pasó la prueba. Foto con la bici como en Niza por seguridad y adentro.

Me acompañó una voluntaria hasta el rack de mi bici y no se despegó hasta que me fui. Me dijo que tenían instrucciones de hacer así. Ningún atleta podía estar solo en la transición para evitar problemas.


El casco tenía que quedar colgado de la bici. Como no me iba a cambiar después de nadar, tenía que dejar la bolsa al lado y te daban un cajón plástico para ponerla. Además taparon todas las bicis con unas bolsas de plástico porque estaba pronosticado tormenta para esa noche.

Salí de ahí esperando terminar de combinar con Toni y Ferrán, compañeros de haima en Marathon des Sables, para ir a almorzar. Quedamos en encontrarnos justo en el arco de llegada.

Ellos habían llegado la noche anterior y estaban un poquito demorados con el trámite de las bicis. Finalmente nos encontramos y perdimos bastante tiempo buscando un lugar para comer. El problema es que éramos muchos porque venían con 3 españoles más y sus novias. Muy buen grupo.

Pedimos la comida en el momento que empezaba el partido Argentina-Alemania y el mozo no daba pie con bola. Estaba hasta las manos.

Terminamos de comer como a las 5. Los acompañé al hotel para buscar unas cosas que me había mandado Josef y me fui para el mío a comprar y preparar las special needs y la comida y líquido que debía poner en la bici.

Sigue…



No paso el antidoping!

27 07 2010

Para el que no conoce o mira de afuera, este deporte es individual. Como en todo, depende de cómo se lo mire.

Se está solo el día de la carrera pero a ella se llega con el apoyo incondicional de la familia a la que siempre le robamos tiempo y nos aguanta los entrenamientos y los viajes.

Ahí justamente reside la fuerza. Muchas veces me preguntan como hago para recuperarme tan rápido y la respuesta es fácil, el apoyo de los míos.

Si existiera un doping moral o familiar estoy seguro de que tengo sobredosis.

Se ha hecho tradición en casa que cada vez que viajo mis hijos me hagan un dibujo alegórico. Ayer me fui a dormir tarde, terminando de preparar las cosas y ellos estaban mirando tele. Pensé que se habían olvidado.

Hoy cuando me despedí a la mañana, me encontré con la sorpresa. Un dibujo de cada uno, solo faltaba el de la más chiquita que lo hizo ni bien se despertó.

Que me hagan el antidoping, seguro que no lo paso!!!