Las 14 reglas de San Martín

5 05 2009

Leyendo el libro La Logia de Cádiz de Jorge Fernández Díaz (Planeta), encontré las 14 reglas o 14 pecados mortales de los Granaderos a Caballo. Se trataba de un régimen que hacía ostentación de honor, orgullo y disciplina:

* Por cobardía en acción de guerra, en la que aún agachar la cabeza será reputado tal.

* Por no admitir un desafío, sea justo o injusto.

* Por no exigir satisfacción cuando se halle insultado.

* Por no defender a todo trance el honor del cuerpo cuando lo ultrajen a su presencia, o sepa ha sido ultrajado en otra parte.

* Por trampas infames, como de artesanos.

* Por falta de integridad en el manejo de intereses, como no pagar a la tropa el dinero que se haya sumistrado para ella.

* Por hablar mal de otro compañero con personas u oficiales de otros cuerpos.

* Por publicar las disposiciones interiores de la oficialidad en sus juntas secretas.

* Por familiarizarse en grado vergonzoso con sargentos, cabos y soldados.

* Por poner la mano a cualquier mujer aunque haya sido insultado por ella.

* Por no socorrer en acción de guerra a un compañero suyo que se haya en peligro, pudiendo verificarlo.

* Por presentarse en público con mujeres conocidamente prostituidas.

* Por concurrir a casas de juego que no sean pertenecientes a la clase de oficiales, es decir, jugar con personas bajas en indecentes.

* Por hacer uso inmoderado de la bebida en términos de hacerse notable con perjuicio del honor del cuerpo.

Mientras los transcribo se me cruzan imágenes de nuestros actuales (y supuestos) líderes incumpliendo cada una de las 14 reglas. “Googleando” un poco podemos encontrar ejemplos para cada una. Sería divertido hacerlo algún día con más tiempo.

Tampoco tiremos la pelota afuera, el comentario anterior también nos toca.

La vigencia de estas reglas o pecados mortales es asombrosa y con solo algunos ajustes menores las podemos aplicar a cualquier ámbito de la vida.

Por otro lado es cierto que son exigentes pero justamente lo opuesto es lo que nos ha llevado a estar en donde estamos ahora.

Es en lo pequeño, en lo cotidiano en donde debemos empezar a cambiar nuestros hábitos. Puede parecer inocente pero no lo es. Si no respetamos y honramos a nuestros mayores, si no le dejamos el asiento a una mujer o a una persona mayor, etc., etc. Si tratamos de coimear para evitar una multa o de copiarnos en un examen no pretendamos después que nuestros gobernantes no sean corruptos.

Todo tiene su escala y cuando nos acostumbramos a lo pequeño dejamos pasar el resto.

Empecemos cambiando las pequeñas cosas, mejorando nuestros hábitos y seguramente estaremos transitando un camino que nos alejará de nuestra triste y decadente actualidad.


Acciones

Informacion

2 respuestas a “Las 14 reglas de San Martín”

5 05 2009
José (18:48:04) :

Muy interesante, suma a pensar lo que perdimos y que debemos aspirar o no olvidar en nuestra vida. Me hace recordar los valores genuinos de la casta guerrera HONOR, LEALTAD Y AUSTERIDAD. Hay mucho material al respecto pero como admirador del Bushido, el código de honor Japonés nos enseña que el honor esta por sobre todo ya que el Samurai debe pensar que un día va a morir por el, la lealtad para cumplir los compromisos adquiridos, sabiendo que quien los transgrede es un traidor y tendrá su pena. Finalmente la austeridad en la cual el guerrero su única pertenencia es la espada, símbolo de pertenecía y valor
Los héroes de nuestra patria, sabían de los principios de los granaderos, los adoptaron y no es casual que nuestro país fue grande hasta 1930, estos principios que enumeras hicieron carne en muchos de nuestros compatriotas que aun perdura en muchos de sus ciudadanos.

28 09 2012
andrres (08:52:18) :

excelente! leí el libro 4 veces… no entiendo como no filman una película con ese libro…. si bien las normas impuestas por San Martín trajeron aparejadas disputas por el honor de sus granaderos, sirvieron para sentar las bases de un pensamiento absolutamente practico, basado en la lealtad, el honor y sobre todas las cosas la verdad.